Alemania está construyendo una autovía para bicicletas sin coches que recorrerá 100 kilómetros una vez terminada.

Cuando esté terminada, conectará 10 ciudades alemanas, incluyendo Duisburg, Bochum y Hamm, así como cuatro universidades. Su objetivo es ayudar a minimizar la contaminación de los automóviles, intentando sacar 50.000 automóviles de las carreteras todos los días, una vez terminada.

Una autopista para bicicletas.

La autopista para bicicletas parece una autopista tradicional, con carriles para ambos sentidos, pasos superiores, pasos subterráneos para cruces e incluso farolas para iluminarla. El gran beneficio para los ciclistas es que no tendrán que preocuparse de que los autobuses, coches o camiones los puedan atropellar.

Las bicicletas tendrán el camino despejado en 100 km. Todos los carriles para bicicletas y caminos peatonales están completamente separados de cualquier carril para vehículos con motor.

El primer tramo de 5 kilómetros se inauguró en 2015, conectando Mülheim an der Ruhr y Essen.

La idea surgió en 2010, cuando un proyecto cultural provocó el cierre de la carretera entre Duisburg y Dortmund. Más de tres millones de personas salieron a la carretera a pie, en bicicleta y en patines.

El creciente interés de Europa por las bicicletas eléctricas se mezcla con el deseo de un medio ambiente más limpio, y la idea se hizo realidad.

Núremberg, Frankfurt, Hamburgo, Berlín y Múnich también están realizando continuamente estudios para ver si sus centros urbanos pueden adaptarse para que sean mejores para las bicicletas, con el fin de reducir el tráfico y la contaminación atmosférica.

Los alemanes no son los primeros en idear planes centrados en las bicicletas. Los Países Bajos comenzaron a construir una red de 20 autopistas para bicicletas a principios de los años 90 y todavía la están ampliando.

Dinamarca tiene carriles para bicicletas alrededor de Copenhague, y Noruega también ha iniciado su propia red de carriles para bicicletas que conecta nueve ciudades en todo el país.



Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios

Fuente: Ecoinventos
Asuntos Verdes