Royal Park Bruselas
Royal Park Bruselas. Imagen: Artjazz Shutterstock

Bélgica celebra la vida estimulando la conservación ambiental. Baby boom es un programa climático que traspasa las fronteras.

Bruselas es una ciudad caracterizada por ser un crisol de culturas. Es la sede de muchas instituciones europeas y desempeña un importante papel en Europa. Vuelve a ser noticia por su lucha contra el calentamiento global, a través de la creación del Plan Climático.

Se trata de un instrumento que abarca dos fases:

Huella de carbono.

Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero al menos en un 40% en comparación con 1990.

Plan de acción.

Incremento del uso de las energías renovables, al menos en un 27%.

Dentro de las medidas a tomar, las autoridades se han comprometido a reforestar el mundo. Con cada nacimiento de un bebé declarado en los registros municipales, los padres recibirán una tarjeta indicándoles que plantaron un árbol en un país con los que colaboran.

 La propuesta tiene carácter internacional, ya que el problema del clima es de todos los habitantes del planeta. La idea es promocionar la siembra en los países africanos, contribuyendo de esta manera a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Comenzó en mayo de 2018.

El  programa no es nuevo. Hace 17 años se implementó en Lausana, Suiza. Pero solo para dicha ciudad, es decir nunca se planteó su realización en otros países.

Objetivos del Baby Boom.

Reducir en trece toneladas de dióxido de carbono por año las emisiones contaminantes.

Sembrar al menos 2000 árboles anuales. La tasa de natalidad es de 2000 bebes al año.

El presupuesto del programa es de 25.000 euros y contará con la participación de organizaciones gubernamentales de Bélgica y de los países receptores.

Indicadores de seguimiento:

  • Número de nacimientos.
  • Número de árboles plantados.

Indicadores de resultados:

  • Kg de CO2 capturado.
  • Número de créditos de carbono creados.
  • Número de nacimientos.

El plan ambiental regional también propone la conservación de las áreas verdes de la urbe, incluido bosques, parques y humedales, para propiciar el mantenimiento de la biodiversidad.



Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Comentarios

comentarios

Fuente
Asuntos Verdes