Ya se pueden convertir los cadáveres en abono para jardines con una técnica que logra compostarlos en 30 días.

¿Elegirías que te composten una vez muerto?

En el estado de Washington esto ya es posible, se aprobó una ley que permite que los cadáveres se conviertan en abono para plantas, modificando la máxima religiosa de “polvo eres y en polvo te convertirás”.

Sumados al entierro tradicional y la cremación, esta otra opción de utilizar o convertir los cuerpos de los muertos. Este método permite convertir el cuerpo humano en un fértil abono en solo 30 días.

Esta alternativa además permite la eliminación de algunas infecciones causantes de varias enfermedades, pero su costo aún es elevado y puede llegar a unos 5 mil 500 dólares.

Sin duda esta alternativa sería ideal en países con sobre población de personas que mueren diariamente y que no disponen de espacios adecuados para la disposición de cadáveres, aunque el costo no lo haría tan rentable.

Ecoportal.net

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte